El presupuesto compartido puede canibalizar presupuesto de otra campaña más rentable.